La historia de la Farmacia Malasaña, nuestra historia, comienza en el año 1798 y fuimos durante unos años la farmacia más al norte de Madrid, cuando los límites de la capital estaban marcados por la Puerta de Santa Bárbara (hoy plaza de Alonso Martínez), Puerta de los Pozos de Nieve (hoy glorieta de Bilbao), Puerta de las Maravillas (hoy calle de San Andrés) y Puerta de San Bernardo (hoy glorieta de Ruiz Jiménez). Según recogen algunas publicaciones, a raíz de la construcción, en 1629, de una iglesia en esta plazuela, la población de la zona se incrementó y se hizo necesaria la instalación de una botica que pudiera atender sus problemas de salud.

Como Farmacia Malasaña, anteriormente Farmacia Puerto, tenemos una amplia trayectoria de servicio social y sanitario al ciudadano madrileño a lo largo de los últimos dos siglos. Hoy en día seguimos conservando los bustos de Galeno e Hipócrates en su interior, rodeados de una notable y extensa anaquelería de maderas finas de nogal y molduras doradas. El botamen, la cristalería y el aterciopelado sillón de espera también confieren el encanto de siglos pasados que nos caracteriza. A partir de 1912, debido a la adquisición del local por parte de Antígono Puerto, la farmacia se convertiría en emblema de Madrid debido a sus innovadores productos. Entre ellos, Anticatarral Puerto, Antihemorroidal Puerto, Callidol líquido y la Crema Venus (producto cosmético que evita granos y arrugas). Y es la época del ungüento mágico que según la publicidad “suprime callos, juanetes y toda dureza en tres días”. Según recoge Julio Gómez García de Madariaga en su trabajo de fin de grado “Catálogo de antiguas farmacias de Madrid” (Facultad de Farmacia, UCM), tras el comienzo de la Guerra Civil Española la Farmacia Puerto fue incautada por el sindicato Unión General de Trabajadores (UGT), mientras funcionaba a pleno rendimiento. “El 25 de abril de 1936 Antígono Puerto fue asesinado por un grupo no identificado y no es hasta finalizar la guerra cuando el negocio fue devuelto a la familia Puerto, haciéndose cargo del mismo José A. Puerto, hijo del anterior propietario, en el año 1941”, se afirma en el documento.

La farmacia perteneció a la familia Puerto hasta los años 90 cuando volvió a cambiar de propietario y es en 2015 cuando es adquirida por D. Carlos González Bosch. Será D. Carlos quien actualizará el local de forma relevante, aumentando su flexibilidad horaria y dotándolo de las técnicas más modernas y un rejuvenecido equipo de profesionales.

Comienza escribiendo tu búsqueda y pulsa enter para buscar. Presiona ESC para cancelar.